RCVO | Ignacio Quintana: Viajando hacia la propia música
2609
post-template-default,single,single-post,postid-2609,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.7,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.1,vc_responsive

Ignacio Quintana: Viajando hacia la propia música

Cuando has visto las calles arder en revuelta, sabes que tarde o temprano la opresión va a terminar y no habrán muros ni supermercados ni prisiones. Pero también sabes que la lucha contra la dominación material es solo uno de los frentes en los que hay que dar la batalla. Hay otros íntimos e insondables. También hay que saltar el torniquete que nos impide ser nosotras mismas. Hoy presentamos a uno que está en ese empeño: Ignacio Quintana.

Bio

Tocando guitarra desde los 15, combinando el juego y el autoaprendizaje con estudios formales en piano y composición, Ignacio ha navegado varios mares antes de arribar a su propia música. Desde sus experiencias adolescentes en el ácido metal, conoció luego las sabrosas cadencias de la música latinoamericana con Mestizo, primera agrupación de la que formó parte. Después, mientras estudiaba composición y piano, conoció a Leo Sepúlveda, con quien inició una relación de hermandad y complicidad musical que nos legó dos discos: La vuelta y Canciones Ciudadanas, tesoros musicales ocultos de este impuro Chile. En los arreglos y el piano, Ignacio cultivó el oficio de “acoplar mi piano a su música… a  tomar la música de otra persona y hacerla mía”. Y ejerciendo este oficio tocó con Hugo Moraga, Sonora de Llegar, Maldita Bohemia, Mauro Murieta, entre otrxs, abordando diversos estilos de música popular y también colaborando en música para escena. A partir del año 2018, su viaje tomó rumbo hacia la musicoterapia y un enfoque terapéutico del ejercicio musical, lo que le permitió explorar nuevas sonoridades y propósitos, más allá del piano. Poco antes de la revuelta del 18O conoció el berimbau, instrumento que le ayudó a descifrar el mapa que llevaba a las costas, hasta entonces no descubiertas, de su propia música.

La música no miente

Para Ignacio, la música tiene un poder simbólico que trasciende lo funcional. La música es “un espacio de comunicación que muestra lo más esencial del ser humano… la música no miente, es un ámbito transparente y directo de comunicación”. Y por eso mismo la reconoce como un “espacio terapéutico, sobre todo en momentos actuales cuando la crisis del sistema de dominación es más evidente para nosotros que vivimos este tiempo, ver de frente la patología de un sistema que nos enferma, la música puede ser un núcleo de salud, individual y colectivo a la vez”. Para Ignacio, esto se evidencia en nuestra historia reciente: “Es cosa de ver lo que pasó en la revuelta cuando la gente se libera y azota una barrera en una barricada propiciando cantos múltiples y espontáneos, distintas formas de tocar, encuentros, bailes, el placer de sonar y comunicarse está ahí y es probable que ahora en tiempos de crisis pueda emerger”. El poder sanador de verdad que porta la música conecta la sensibilidad individual con la experiencia colectiva: “Hago mi música a veces para mí, pero también cuando habla desde lo propio, lo genuino, habla por todxs… compartimos cosas en común como seres humanxs; hay un secreto en la colmena que nos pertenece, que la dominación nos reprime de pequeñxs, pero son momentos de subvertir todo”.

Lo nuevo: Amanecer

Actualmente, Ignacio se encuentra en pleno labrando su propia música, el disco Amanecer “Refleja una renovación, de la mirada, de estar, que no es un amanecer prístino, pero si desde una sensación de certeza sobre las posibilidades que tenemos en la vida”. Las canciones del disco nacen a partir de ideas musicales surgidas en 2020 en el más crudo encierro pandémico y que están tomando forma  “con la ayuda de muchxs amigxs que me han apañado en tocar conmigo, en escuchar, en darme sus opiniones, en compartir”. Fundamental en este trabajo ha sido la ayuda de Felipe Bravo en la grabación y producción. El disco Amanecer está siendo lanzado de manera autogestionada por medio de las plataformas Bandcamp y Youtube, publicándose pasito a pasito, hasta llegar a completar las 9 canciones que tendrá el disco.

Escucha el trabajo de Ignacio Quintana en

https://ignacioquintana.bandcamp.com/

https://www.youtube.com/channel/UC0gHv7KmwHtx5mEauc8EJyQ

Ignacio nos invita a escuchar el primer single de su disco

Escucha la playlist cocinada por Ignacio con buena parte de su paisaje musical

RADIO COMUNITARIA VILLA OLÍMPICA, SALTANDO EL TORNIQUETE DE LA INDUSTRIA CULTURAL