RCVO | Evadiendo el algoritmo
24
archive,category,category-evadiendo-el-algoritmo,category-24,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.7,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.1,vc_responsive

Martín Lagos: hacer la música que quiero con los medios que tengo

Respetable público, tenemos el deber de informarles que ya nos aburrimos de este formato que nos obliga cada semana a inventar una fábula para presentar a gente que hace música con casi todo en contra. Escribiendo como si miráramos desde lejos, tratando de hacer que las cosas quepan en nuestro repertorio de palabras. Esta vez, nos vamos a abrir a las señales que lleguen desde el exterior. Prometemos hacer contacto y solo ser un canal de transmisión, queremos que la realidad supere el poder de nuestra prosa. En realidad, lo necesitamos con urgencia. Y si se aburre el respetable público? No pasa nada. Que vaya al final de la página y escuche la música de Martín Lagos.

Paula Franz: LatinSoul

Cuando en el calor y alegría de la protesta has escuchado una maraña de gritos, cantos, toques de tambores, golpes de olla, trompetas, peinetófonos y lo que se tenga a mano, te das cuenta que la evasión masiva ha llegado también a liberarse de los mandatos musicales añejos que venían dictando su uniforme gruñido marcial. El desprejuicio revoltoso hoy no tiene miedo de ir al encuentro de la música de estas tierras sudacas con la que proviene del norte del continente, porque hoy todo es nuestro, y la música con alma, venga de donde venga, está destinada a reencontrarse. En Santiago de Chile, hay una cantora que está buscando el soul de este agrietado conosur: ella es Paula Franz.

Ignacio Quintana: Viajando hacia la propia música

Cuando has visto las calles arder en revuelta, sabes que tarde o temprano la opresión va a terminar y no habrán muros ni supermercados ni prisiones. Pero también sabes que la lucha contra la dominación material es solo uno de los frentes en los que hay que dar la batalla. Hay otros íntimos e insondables. También hay que saltar el torniquete que nos impide ser nosotras mismas. Hoy presentamos a uno que está en ese empeño: Ignacio Quintana.

Marce Avendaño: Malen Zelle

Escucha bien: hay más voces que llegan del sur. Silencio… Sí, no hay duda, están allí, hilvanando un mundo nuevo entre cuerdas y versos, autogestionando la vida y la creación. Desde Ñuble, saltando el torniquete del centralismo capitalino nos llega una de esas voces, muy dulce y clara, la voz de Marce Avendaño.

Ander Naquio: Compartir la música

Porque en la música también hay torniquetes que saltar: los de industria cultural y las redes sociales que nos muestran solo lo que los confirma. Inauguramos esta serie dedicada a las creadoras y creadores que hay entre nosotras, evadiendo las obligaciones del capital para cultivar pacientemente su arte, sin auspicio y sin permiso. Con todas ellas, vamos a saltar el torniquete del algoritmo. Nuestro primer cómplice: Ander Naquio