RCVO | Relatos del violento desalojo de toma Lafkenche en Tirúa
2352
post-template-default,single,single-post,postid-2352,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.7,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.1,vc_responsive

Relatos del violento desalojo de toma Lafkenche en Tirúa

El día miércoles 5 de agosto durante el transcurso de la mañana, comuneros y comuneras de territorio Lafkenche, hicieron ocupación pacífica de la Municipalidad de Tirúa, esto como medida de presión ante la escasa respuesta por parte del mal gobierno de Sebastián Piñera, ante la demanda de dialogo de parte de los Presos Políticos Mapuche que cumplían 94 días en huelga de hambre.

 

Esta huelga tiene como demanda central, en el corto plazo, la aplicación de lo estipulado en el Convenio 169 de la OIT, suscrito por el Estado Chileno en el año 2008 (entró en vigencia el año 2009) en relación con el cambio de condena y medidas cautelares de los huelguistas, reforzado esto, por la actual situación de crisis sanitaria.

 

A primera hora del día jueves siguiente a la ocupación del edificio municipal, un fuerte contingente de Fuerzas Especiales de Carabineros (FF.EE) llega a las afueras de la Municipalidad para iniciar el desalojo de la ocupación sostenida por las y los comuneros Mapuche Lafkenche, existiendo detenciones en primera instancia, de tres personas, entre ellos el Werken de la toma, Héctor Huenchunao, quienes fueron liberados cerca de las 09:00 horas.

 

 

En respuesta al accionar policial y en defensa de quienes se encontraban dentro y a las afueras  de la Municipalidad, se congregan distintas comunidades de la zona Lafkenche de Tirúa, quienes son reprimidos fuertemente por las FF.EE apostadas en las inmediaciones de la Municipalidad, registrándose nuevas detenciones. Es importante recalcar que el operativo policial, una vez más y como es ya costumbre, careció de protocolos básicos, como por ejemplo, que los agentes de FF.EE mantuvieran su identificación visible en su uniforme, el uso indiscriminado de gases lacrimógenos, uso de corriente y el disparo de gas pimienta directo al rostro de las lagmien que se encontraban apoyando a sus hermanas.

 

 

Cerca de las 11:00 horas, nos enteramos de la detención de seis personas pertenecientes a las comunidades Lafkenche de la zona, entre ellas, una autoridad ancestral y espiritual para el pueblo mapuche, la Machi Miriam Mariñan, quien fue violentamente detenida, siendo golpeada y despojada de sus atuendos y deteniendo con ella a su Yankan, autoridad espiritual también. Los y las detenidas, no eran llevados a constatar lesiones ni llevados a la comisaria mientras sucedían los hechos de represión a las afueras de la Municipalidad, manteniéndolos encerrados en un bus de Carabineros, fuertemente reguardado por contingente policial, que además, no entregaban información sobre los y las detenidas. No está demás señalar que el operativo policial estuvo a cargo de la 3era Comisaria de Cañete.

 

 

 

Finalmente pasado el mediodía, pudimos escuchar en palabras del Werken Héctor Huenchunao, un resumen de lo acontecido en la mañana del día jueves, durante el violento desalojo del municipio por parte de los agentes represores del Estado Chileno.

 

 

 

Recordemos que la toma pacífica del municipio por parte de las comunidades de la zona Lafkenche, se produce como mecanismo para visibilizar la situación crítica de sus Presos Políticos, que hoy viernes 8 de Agosto cumplen 96 días en huelga de hambre, incluso existiendo una huelga seca iniciada el miércoles pasado por parte de los presos huelguistas de la cárcel de Angol. El mal gobierno de Piñera, durante más de 90 días hizo oídos sordos a la demanda y petitorio de los Presos Políticos Mapuche en huelga, que demandan la aplicación de los tratados internacionales suscritos por el Estado de Chile en materia de garantías de derechos de los pueblos originarios, que en el caso concreto del Convenio 169 de la OIT, carece de aplicación y estandarización en materia penal y judicial, manteniéndose un sesgo racista y parcial cuando se trata de casos en que los imputados pertenecen al pueblo Mapuche.

 

Luego de los condenables hechos de racismo acontecidos el sábado 1 de agosto en Curacautin y Victoria, en donde grupos organizados de extremistas y supremacistas de colonos y empresarios de dichas comunas, en complicidad con las policías y con el beneplácito del recién asumido Ministro del Interior, desalojaron con extrema violencia las tomas de las municipalidades de las comunas ya mencionadas; el gobierno ha abierto una posibilidad de dialogo entre las autoridades del pueblo Mapuche y el Ministerio de Justicia, siendo demandado por las comunidades, un dialogo directo y presencial de sus autoridades con el Ministro de Justicia, quien tiene la facultad administrativa de destrabar este escenario, que es netamente un asunto político.

 

Grabación en vivo de sitio “La Zona Cero”

 

Foto de Portada: La Zona Cero