RCVO | No al Mall Vivo: La lucha da lo que la legislación ambiental niega
2368
post-template-default,single,single-post,postid-2368,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.7,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.1,vc_responsive

No al Mall Vivo: La lucha da lo que la legislación ambiental niega

Buenas nuevas para los barrios del sur de Ñuñoa: La corte suprema acogió el recurso de protección interpuesto por vecines en relación a dejar sin efecto la resolución de calificación ambiental con que cuenta el proyecto Mall Vivo Santiago -megaproyecto que amenaza instalarse en las inmediaciones del sector de metro Ñuble- ordenando a la empresa a abrir un proceso de participación ciudadana.

 

 

Detener la depredación inmobiliaria que convierte la ciudad en mercancía y arrasa con barrios y comunidades, es un objetivo que moviliza hace años a vecinos y vecinas de distintos territorios urbanos. En Santiago, las comunidades de Ñuñoa han forjado una tradición de defensa de sus barrios, siendo la Villa Olímpica emblemática en esa lucha, pero no es la única en el sector sur de la comuna. Durante los primeros meses del año 2017, vecinas y vecinos de la Villa La Portada, ubicada en las cercanías de la estación metro Ñuble, tuvieron noticia de que una amenaza directa a su entorno se estaba tramando en oficinas de poderosos empresarios: se había iniciado el trámite para llevar a cabo la construcción de Mall Vivo Santiago, una mole gigantesca que prácticamente iba a sepultar a Villa La Portada y afectar gravemente la vida de los barrios aledaños. Tempranamente, las comunidades del sector pusieron las alertas sobre esta amenaza. Como se detalla en este reportaje  y tal como fue denunciado en distintas actividades para difundir la situación, cuando los y las vecinas se enteraron del proyecto, éste se encontraba muy avanzado en su tramitación.

 

 

Desde un comienzo, la demanda fue por participación ciudadana en la evaluación del proyecto, lo que fue rechazado en distintas instancias judiciales y políticas a las que se dirigieron las vecinas de La Portada y otros barrios agrupadas en la Coordinadora No al Mall Vivo. Esta semana, después de cuatro años de movilización, la demanda de los y las vecinas movilizadas tuvo eco en un fallo judicial. Para conocer esta historia de lucha, conversamos con Ana María Rojas, vecina de Villa La Portada quien ha sido protagonista de ella.

 

Mall Vivo: vuelve al punto de partida

 

Ana María nos comenta que, gracias al fallo de la Corte Suprema, la empresa deberá presentar nuevamente el proyecto, incluyendo la participación ciudadana para obtener la autorización de la autoridad medioambiental. Lo interesante es que, a diferencia de 2017, ahora la comuna tiene un nuevo Plan Regulador que limita la envergadura de las construcciones en altura.

 

 

Hay que cambiar la legislación medioambiental

 

Ana María es consciente de que “Hay que cambiar la ley” ya que actualmente permite a las empresas  “dividir, etapificar los proyectos, entonces ellos presentaron una primera etapa en la que iban a hacer un hoyo de 7 pisos para abajo por hacer un hoyo y en la etapa 2 ese hoyo lo transforman en un mall, en una mega construcción de 217.000 metros cuadrados”. De esta forma la legislación medioambiental permite camuflar grandes proyectos, permitiéndoles eludir la realización de estudios de impacto ambiental que aplican solo para proyectos de gran envergadura.

 

 

No les importa nuestra calidad de vida

 

En la línea de lo anterior, Ana María es enfática en relación a que “lo que debiera hacerse es un estudio de impacto ambiental” debido a las tremendas consecuencias que la construcción del Mall tendrá para Villa La Portada: con los 30 pisos proyectados inicialmente “a las 4 de la tarde ninguna casa de nuestra villa iba a tener sol”. Además de ello, hay que considerar las consecuencias en términos de vialidad para todos los sectores aledaños. “Esperamos que esto siga bajando y que se hagan construcciones a nivel humano. Hay algunos mall sobre todo en el sector Oriente que son amigables con el entorno, no son esas tremendas moles que nos hacen a nosotros… les importa un reverendo pucho nuestra calidad de vida

 

 

La que la sigue, la consigue

 

Haciendo un recuento de estos cuatro años de lucha, Ana María comenta que las vecinas agrupadas en la lucha contra el Mall se conocieron en el proceso de modificación del Plan Regulador de Ñuñoa y que “hemos hecho de todo…y en todo nos ha ido mal”. Sin embargo ahora la perseverancia de estas vecinas tiene por fin frutos: además del reciente fallo de la Corte Suprema, para el jueves 22 de octubre se espera el fallo que invalida la resolución de calificación medioambiental con que actualmente cuenta el proyecto de construcción del Mall.

 

 

 

La lucha contra un gigante inmobiliario registra por fin un punto para la comunidad. Agradecemos a Ana María y a todas las vecinas y vecinos agrupados en la Coordinadora No al Mall que han dado un paso crucial para evitar la construcción de mega proyecto cuya necesidad real para el territorio vale la pena poner en duda. Junto a estas vecinas decimos: Mall Vivo, no lo queremos, no lo necesitamos!!!

 

Radio Comunitaria Villa Olímpica

6 años alimentando el fuego de la resistencia compartida