RCVO | Microdocumental: La Revuelta en Chile
1717
post-template-default,single,single-post,postid-1717,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.7,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.1,vc_responsive

Microdocumental: La Revuelta en Chile

Un conjunto de personas corre en dirección sur, frente a un muro que, en letras grandes, dice: “Fuera Milicos”. Un poco más arriba se lee “Estado Violador”.

 

Son personas que se manifiestan en Plaza de la Dignidad y, como ya parece ser costumbre, huyen cada cierto tiempo de las ofensivas que realiza la policía contra quienes allí se instalan y agitan cada semana, desde que comenzó La Revuelta en Chile. Este es el título que lleva el micro documental, independiente y sin fines de lucro, realizado por Felipe Munizaga, el que estará disponible prontamente en todas las redes que permite la navegación por internet.

 

Este registro fue elaborado durante los primeros treinta días posteriores al estallido que, desde octubre del año pasado, ha congregado a miles y millones de personas en las calles de todo Chile, levantando el reclamo por condiciones más justas para habitar este territorio.

 

Más allá de los romanticismos que pudiesen envolver el análisis de las manifestaciones post estallido, esta observación se sumerge en la cotidianeidad de los eventos que se suceden semana a semana en la Plaza de la Dignidad. Podemos descubrir, a través de este lente, cómo se habita la protesta en este escenario, con todos los colores, formas y expresiones que le son propias, sin intervenciones o ediciones que estimulen otra forma de absorber las imágenes, más allá de las que sostiene la selección de su conjunto. Es la figura de la mosca en la pared, que observa sin molestar, pero que está dentro de la escena, permitiendo una observación en primera persona.

 

De esta inmersión no queda ajeno el enfrentamiento cotidiano entre la policía y las personas que intentan copar la plaza. Nos invaden, con esto, imágenes repletas de agitación, cantos, consignas y colores. Al cambio de foco, lo que vemos es humo, personas perdiendo el aliento, piedras, golpes y disparos. Todo se concentra en los cerca de ocho minutos que dura el registro.

 

 

Para Felipe, el material que articula este micro documental ha servido como una forma de construir la memoria del movimiento social, pero también es útil para proyectar, hacia afuera de este país, el conjunto de acontecimientos que envuelven la revuelta chilena. No es un artefacto de denuncia, pero sirve para que otros puedan ver aquello que acá está ocurriendo, en el tiempo y forma en que se suceden los acontecimientos. También sirve como una herramienta que activa la proyección de los eventos, hacia adelante, considerando la etapa de confinamiento que estamos viviendo.

 

La grabación en Plaza de la Dignidad también responde a cierta intencionalidad. De cierta forma, restringirse a un solo terreno abre la posibilidad de sumergirse con mayor destreza durante un período de tiempo extendido, pero también sirve para poner los acontecimientos en su lugar. Un conjunto de imágenes indistintas, sin lugar y sin territorio, puede favorecer la confusión del espectador, dificultando la posibilidad de situarse en el espacio. Eso también habría significado perder la perspectiva de los eventos, pues en algunos lugares de la periferia la represión asume otras características que la Plaza de la Dignidad no registra. En ese sentido, el nombre del proyecto podría ser “La Revuelta en la Plaza de la Dignidad”, pero el título de La Revuelta en Chile es ante todo una estrategia que busca favorecer su distribución en otros lugares del mundo, donde el nombre del país es de lo poco que se maneja. Además, este es un material que no se considera definitivo, sino que su fin es activar la elaboración de nuevos registros que permitan seguir mostrando el estado de las cosas en este territorio y en otras regiones, a propósito de las manifestaciones que no han cesado. Así, es muy probable que este material se pueda sumar al conjunto de otros que se están elaborando y presentando por estos días, construyendo una especie de mosaico que permite a cada quien la elaboración de una imagen.

 

 

Luego de su liberación y proyección, su realizador espera enviar este registro hacia afuera del país, colectivizarlo, lo que ayuda a desafiar las formas de represión que se nos pretenden mostrar como cotidianas. La idea es que este registro pueda activar conversaciones y encuentros entre personas interesadas, para lo cual se van a habilitar espacios, físicos o virtuales, para sostener este tipo de reuniones con quienes se hayan vinculado de alguna manera con el registro que exhibe este micro documental.

 

Mantente en conexión con las redes de La Revuelta en Chile para estar al tanto de su liberación. Por el momento, se están recibiendo escritos, poemas, canciones, historias y chistes que aviven la revuelta.  

 

Instagram: @larevueltaenchile

 

Twitter: @LaRevueltaChile

 

#larevueltaenchile #theriseofchile #poesíarevuelta

 

Invitación de Felipe Munizaga

 

 

 

RADIO COMUNITARIA VILLA OLÍMPICA:

RECONSTRUYENDO LA VIDA DE BARRIO AL CALOR DE LA RESISTENCIA COMPARTIDA