RCVO | Lugares de (des)encuentro
873
post-template-default,single,single-post,postid-873,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.7,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.1,vc_responsive

Lugares de (des)encuentro

Lugares de (des)encuentro

A comienzos del mes de junio se reabrió un sector de la Plaza Egaña que estuvo cerrado durante, al menos, cinco años, con motivo de la construcción de la nueva línea 3 del metro de Santiago.

 

Al parecer, pocos vecinos esperaban que detrás de los paneles que cubrían la faena se ocultase nada más que un cúmulo de cemento que dio forma a la nueva disposición de la plaza. El descontento fue amplio, sobre todo entre aquellos vecinos y vecinas que han permanecido durante gran parte de su vida en las cercanías de esta plaza; y cuya nostalgia les describía un conjunto de árboles y áreas verdes que la dibujaban en el pasado.

 

La agitación, en este sentido, refiere al simbolismo que este evento revela para el conjunto de los miembros del territorio, pues se empareja con una imagen de progreso con la que se ha disputado en años anteriores, en relación a la autopista que también circula por allí y el mall que se construyó algunos años atrás también. De esta manera, antes que avanzar sobre la defensa de un espacio en particular, abordamos este problema como ya muchos lo habrán sostenido antes: un signo de nuestra era.

 

Cuando se trata de articular un discurso legítimo en torno a la nueva presentación de la plaza, es muy común que se recurra a la enunciación de ingenieros y arquitectos (Chechilnitzky, 2019; T13, 2019), quienes justifican, al paso que no comparten, la nueva arquitectura del lugar, sosteniendo que es un espacio de alta circulación, mayor que en el pasado, que demanda formas de desplazamiento dispuestas para la circulación de gran cantidad de personas, las cuales se congregan día a día para dirigirse a sus hogares o lugares de empleo, en general. El lenguaje técnico indica la necesidad de limpiar el sector, para hacer más fluido el transitar de las personas. En este sentido, también se argumenta que este espacio ya no pertenece a la comuna, pues corresponde a un espacio metropolitano que se habría donado a la ciudad, lo que simboliza que la antigua forma de la plaza ya no tiene cabida en el presente. De esta manera, ya no se trata de una plaza vecinal, sino de un espacio público que es parte de un sub centro del comercio y de los servicios, construido a escala metropolitana.

 

¿Qué significa que la discusión se agrupe sobre estos asuntos? Trasladar la plaza a la configuración de un espacio metropolitano le atribuye la forma de un no lugar, empapado de un simbolismo que indica que los sujetos pueden transitar por la ciudad, mas no permanecer en ella. De esta manera, concurre en una despolitización del lugar, pues propone el desplazamiento continuo de las personas que por allí circulan, mientras los accesos y vías les dirigen hacia el transporte o hacia el comercio, como rutas de alejamiento. Con este movimiento se niegan otras formas de expresión, disponiendo un espacio completamente eriazo de sentido y simbolismo vinculante, que promueve el desencuentro cotidiano de los sujetos que por allí circulan. La marcha de la ciudad aparece orientada por la desaparición de los cuerpos del espacio público, movilizando el flujo de multitudes que nunca se encuentran.

 

Un juicio estético del espacio nos remite a la representación política de lo legítimamente visible, de aquellas acciones posibles de ser visibilizadas en el espacio. Siguiendo a Rancière, se advierte una idea de orden y gobierno que es necesario desvelar a través de la enunciación de una crisis. De otra manera, se avanza sobre un interés por definir la manera en que las fracciones de la sociedad tienen parte en lo común, a través de un mandato o fundamento, que busca convertir al discurso técnico en una ley que debe ser aceptada y que, por tanto, resulta incuestionable; la imagen del progreso, de donar el espacio y sus habitantes a la disposición metropolitana de la ciudad. Con ello, a los sujetos se les asignan modos de hacer específicos en los lugares por los que transitan, ajustados al mandato que se les impone. El aparecer de los cuerpos en este espacio, en consecuencia, asume la forma de un transitar antes que de un permanecer, lo que niega toda posibilidad de encuentro y de vínculo con el espacio cotidiano. La revelación que intentamos exponer acá es una manera de perturbar este arreglo de mundo que se nos presenta, interviniendo sobre ello y representando, por tanto, un esfuerzo de visibilización, que da cabida a otras formas de instalarse en el espacio cotidiano.

 

Lo que perseguimos, por lo tanto, es la configuración de un nuevo espacio, que permita la redistribución de los significados, identidades y lenguajes a los que moviliza, forzosamente, la actual plaza. La figuración de espacios de visibilidad corresponde a un movimiento que busca ser siempre emancipatorio, pues reclama la creación de nuevos espacios comunes para los sujetos. En la lectura de Franco ‘Bifo’ Berardi, es un llamado a la re-erotización de las relaciones sociales, es decir, a la recuperación del placer de encontrarse con el cuerpo del otro para, con ello, abrir la posibilidad de configurar nuevas redes de solidaridad y vínculo que en otros espacios ya han sido negadas.

 

Por lo pronto, bastará contentarse con la razón ejecutiva del alcalde, quien, en un acto raudo, ordenó al Departamento de Ornato de la comuna que “a la brevedad, se proceda a hermosear esta plaza con jardineras, plantas y flores” (Maldonado, 2019). 

 

Imagen: René Naranjo (RBB)

 

Referencias

Chechilnitzky, A. (2019). Se enciende la polémica por el rediseño urbano de Plaza Egaña. La Tercera. Recuperado de https://www.latercera.com/nacional/noticia/se-enciende-la-polemica-rediseno-urbano-plaza-egana/693284/

 

Maldonado, C. (2019). ¿Qué opinas? Ñuñoa responde por Plaza Egaña y falta de áreas verdes. Rock & Pop. Recuperado de https://www.rockandpop.cl/2019/06/que-opinas-nunoa-responde-por-plaza-egana-y-falta-de-areas-verdes/

 

T13. (2019). Vecinos de Ñuñoa molestos por nueva plaza Egaña: Exceso de cemento y pocas áreas verdes. Recuperado de https://www.t13.cl/noticia/nacional/video-vecinos-de-unoa-molestos-por-nueva-plaza-egana-exceso-de-cemento-y-pocas-areas-verdes

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.